El Templo



El descubrimiento más importante de estos últimos años lo ha sido el templo de tradición céltica o fanum, construído entre 60 y 80 de nuestra era.
Habría sido destruído por un incendio, quizás al comienzo del siglo III. Templos similares no han sido hasta ahora encontrados más que en algunos grandes centros de la Galia.

Actualmente no queda más que la base de las paredes y el revestimiento del suelo sobre el cual se han encontrado numerosos elementos que provienen de las partes superiores (tejas, frescos, pedazos de mármol, de frisos y de capiteles).


Al centro, la cella (A), santuario re-servado a las estatutas y a la representación de los dioses.

Luego, una gale-ria cubierta (B), lugar de procesión

Al fin, un edificio anexo (C), al interior de una tercera pared. La cella se abre hacia el este sobre una especie de podio (D).

Vista supuesta de la fachada este

Las excavaciones en los alrededores muestran la presencia de edificios y, quizás, de un establecimiento termal.


Vista de lado oeste
Observar la calidad de mamposterias.




Base del pilar


Los frescos
Su examen ha revelado una decoración muy rica :
al menos media docena de pinturas con numerosos personajes, una popa de navio, un personaje arrodillado ...
Desgraciadamente, la pequeña dimensión y la dispersión de los fragmentos no ha permitido más que reconstituciones demasiado parciales.
El estilo de las pinturas ha sin embargo permitido una datación relativamente precisa : entre 70 y 77 de nuestra era

Cabeza de personaje


Cabeza de carnero Esta cabeza de carnero en bronce encontrada en el recinto del templo, evoca el culto del dios Mercurio (o de un dios galo asimilado a éste).